Sistema de Control Migratorio en Galapagos (Res. No. 3 RO/223 de 30 Junio de 1999)

SISTEMA DE CONTROL MIGRATORIO EN GALAPAGOS.

Resolución No. 3. RO/ 223 de 30 de Junio de 1999.

EL CONSEJO DEL INSTITUTO NACIONAL GALAPAGOS

Considerando:

Que, el Art. 8 de la Ley de Régimen Especial para la Conservación y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Galápagos otorga al Gerente del Instituto Nacional Galápagos atribuciones relativas a la administración general del instituto a las estipulaciones de los reglamentos correspondientes;

Que, de acuerdo al Art. 4, Num. 4 y Art. 24 de la mencionada ley corresponde al INGALA y especialmente al Comité de Calificación y Control de Residencia de su Consejo el control de la residencia en las islas, facultad que ha sido temporal y parcialmente delegada a la Secretaría Técnica del instituto mediante Resolución No. 1 del Consejo del INGALA del 7 de mayo de 1998.

Que, la recalificación de residencia determinada en la Disposición Transitoria Primera de la Ley de Régimen Especial para la Conservación y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Galápagos requiere procesos preparatorios que no pueden detenerse por falta de la reglamentación correspondiente;

Que, el control migratorio encargado a la Secretaría Técnica presenta dificultades por la falta de normativa que respalde las acciones que realiza el personal de dicha instancia;

Que, es obligación del Consejo del INGALA expedir las normas que permitan el adecuado funcionamiento del instituto; y,

En uso de sus atribuciones expide las siguientes.

Normas para la calificación y control de residencia

en la provincia de Galápagos

Art. 1.- Autorízase a la Secretaría Técnica del INGALA para que, de conformidad con las estipulaciones de la presente Resolución:

1.- Diseñe y supervise la aplicación de los instrumentos del sistema de control migratorio en la provincia de Galápagos.

2.- Otorgue certificados provisionales de residencia, válidos hasta que se cumpla la Disposición Transitoria Primera de la Ley de Régimen Especial para la Conservación y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Galápagos o mientras se mantengan las causas que motivaron el otorgamiento del mismo. Estos certificados no crean ni constituyen derecho adquirido ni antecedente histórico alguno.

3.- Controle la permanencia de residentes temporales, transeúntes y turistas en la Región Insular y disponga los trámites de salida de quienes permanezcan en la provincia de Galápagos de manera irregular en coordinación con la fuerza pública, la Gobernación de la provincia y demás autoridades competentes.

4.- Supervise, a través de las autoridades pertinentes, la entrada y salida de personas en los puertos marítimos y aéreos de la provincia de Galápagos y disponga inspecciones periódicas en los centros poblados a fin de controlar la regularidad y legalidad de la permanencia de las personas.

5.- Proponga al Consejo del INGALA políticas generales de migración, según los requerimientos del desarrollo sustentable y la conservación y resoluciones resultantes de la evaluación periódica de las tendencias poblacionales, en cuanto a su número, distribución y formación, las causas de estas tendencias, y su relación con las necesidades de la conservación y el desarrollo sustentable.

6.- Resuelva dentro de los parámetros de la Ley de Régimen Especial para la Conservación y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Galápagos y demás cuerpos normativos aplicables sobre los casos excepcionales que se presenten en el manejo del control migratorio. Los casos que no puedan solucionarse dentro de estos criterios serán remitidos al Consejo del INGALA para su conocimiento y resolución.
Art. 2.- Las personas naturales que deseen ingresar a la provincia bajo la categoría de residente temporal requerirán el auspicio de una persona natural con categoría de residente permanente o jurídica con actividad permanente en el Archipiélago.

El auspiciante será responsable de la salida de su auspiciado una vez fenecidas las causas que motivaron la concesión de la categoría de residente temporal de conformidad con el Art. 27 de la Ley Especial para Galápagos.

Art. 3.- La autorización de ingreso y permanencia bajo el estatuto de residencia temporal deberá ser solicitada a la Secretaría Técnica del INGALA por la persona natural o jurídica auspiciante, quien remitirá documentos que justifiquen el ingreso de dicha persona a las islas bajo esa categoría.

Art 4.- Otorgada dicha autorización se enviará copia al solicitante. Este documento habilitará al beneficiario para ingresar al Archipiélago. Dentro de los siguientes treinta días del ingreso, el beneficiario deberá obtener el certificado correspondiente para regularizar y legalizar su permanencia temporal en el Archipiélago.
Art. 5.- Los contratos efectuados con un residente temporal deberán constar por escrito y deberán ser legalizados ante la autoridad correspondiente de la provincia de Galápagos.

Art. 6.- Se considerarán documentos probatorios los contratos de trabajo debidamente legalizados, nombramientos registrados, actas de matrimonio, informaciones sumarias realizadas conforme a derecho, certificados gremiales, certificados de votación, certificados de estudios, carnet del IESS y demás instrumentos que conforme a derecho se consideren prueba válida.

Art. 7.- Se perderá el derecho a la residencia temporal por las siguientes causas:

1.- Terminación de la actividad, relación laboral, función pública o asignación.

2.- El ejercicio de actividades no contempladas en la autorización de ingreso y permanencia.

3. Comisión de delito flagrante o imposición de sentencia ejecutoriada.

En caso de suscitarse la causa señalada en el numeral segundo, la Secretaría Técnica del INGALA registrará esta situación por escrito y notificará a las autoridades correspondientes así como al interesado y su auspiciante. Quienes pierdan la calidad de residente temporal deberán abandonar el archipiélago de conformidad a lo estipulado en los artículos 13 y 14 de la presente Resolución.

Art. 8.- Todos los residentes permanentes y temporales registrarán su ingreso y salida en los puertos marítimos y aéreos de la provincia de Galápagos ante el funcionario del INGALA asignado para efectos de la aplicación de la Ley de esta Resolucion. Sin perjuicio de las particulares obligaciones de los turistas y transeúntes, los residentes permanentes y temporales a su ingreso a la provincia deberán llenar tarjetas de control de tránsito con fines estadísticos y de registro. La información constante en estos documentos estará sujeta a verificación; en caso de detectarse el registro de datos falsos se estará a lo estipulado en el inciso tercero del Art. 18 de la Ley de Modernización del Estado.

Art. 9.- Para efectos de esta Resolución, se consideran transeúntes a las personas que en ejercicio del derecho a transitar libremente por el territorio nacional ingresan a la provincia de Galápagos sin que cumplan con las condiciones establecidas para ser considerados como residentes permanentes, temporales o turistas conforme a la ley. Entre otros, se consideran transeúntes a los siguientes:

1.- Funcionarios públicos que habitualmente ejercen sus funciones en el continente y que ingresan a la provincia para la realización de actividades inherentes al desempeño de sus cargos.

2.- Socios y accionistas, representantes legales; administradores, factores y dependientes de las personas jurídicas que realicen actividades en la provincia, cuando el lugar habitual en el que realizan sus actividades ordinarias se encuentra en el continente; 3.- Personas naturales propietarias de empresas o negocios en Galápagos que deban realizar actividades en la provincia en relación al giro de su negocio. Son también transeúntes sus representantes legales, sus administradores, factores o dependientes.

Art. 10.- Para el ejercicio de las actividades llevadas a cabo por los transeúntes se estará a los requisitos establecidos para el ingreso, permanencia y registro de los residentes temporales.

Art. 11.- Las personas naturales que viajen en calidad de turistas o transeúntes a la provincia de Galápagos deberán obtener pasaje aéreo o marítimo nacional, personal e intransferible, de ida y regreso entre el continente y las islas.

Las personas naturales que ingresaren en calidad de turistas o transeúntes a las islas por sus propios medios deberán cumplir con los requisitos de permanencia y registro establecidos para los residentes temporales.

Asimismo, deberán presentar su cuaderno de bitácora o registro de vuelo para la inspección de las actividades correspondientes por la fuerza pública.

Art. 12.- La Secretaría Técnica del INGALA mantendrá un registro de entrada y salida de las personas de acuerdo a su categoría. Copias de este registro serán remitidas mensualmente a la Gobernación de la Provincia, al Comando Provincial de Policía y al Parque Nacional Galápagos.

Art. 13.- El turista o transeúnte que viole las disposiciones de la Ley Especial de Galápagos u otras disposiciones legales o administrativas sobre conservación del Parque Nacional Galápagos o la Reserva Marina deberá abandonar las islas inmediatamente.

Art. 14.- Toda persona que permanezca irregularmente en la provincia de Galápagos o fuera de una de las categorías de residencia establecidas en este Reglamento y no la abandone voluntariamente dentro de los cinco días siguientes al aparecimiento de la causa de su irregularidad será expulsado del territorio insular con la intervención de la fuerza pública y demás autoridades competentes. Los gastos incurridos serán asumidos por la empresa transportadora en la cual el expulsado hizo su ingreso a las islas.

Art. 15.- Toda institución pública o privada y toda persona natural tiene la obligación de colaborar en las actividades de control de residencia de la región insular.

Art. 16.- Se autoriza a la Secretaría Técnica del INGALA para que realice las contrataciones necesarias para garantizar el adecuado cumplimiento de las normas de control migratorio.

Art. 17.- La presente Resolución estará en vigencia hasta la expedición de los reglamentos correspondiente y la conformación del Comité de Calificación y Control de Residencia del Consejo del INGALA. Déjase sin efecto la Resolución No. 1, del Consejo del Instituto Nacional Galápagos expedida el 7 de mayo de 1998.

File Attachments: 
Date of the Resource: 
1999
Countries and Regions: 
Resource Type: 
Resource Topic: